Los Angeles,
17
May
2021
|
11:07 AM
America/Los_Angeles

"Heart in a Box" Multiplica las Oportunidades de Trasplante de Órganos

El Smidt Heart Institute, sede del programa de trasplante de corazón para adultos No. 1 en Estados Unidos, utiliza el sistema Transmedics Organ Care System (OCS por sus siglas en inglés) el cual amplía el servicio del área geográfica permitiendo realizar más trasplantes de órganos que salvan vidas.

El Dr. Dominic Emerson, y el Dr. Pedro Catarino, ambos cirujanos de trasplantes del Smidt Heart Institute de Cedars Sinai Los Ángeles, saben cómo actuar de inmediato. En cualquier momento, pueden recibir la llamada que hay un corazón o pulmones de un donante disponible, lo que les exige que aborden rápidamente un avión privado para asegurar los vitales órganos. Hasta hace poco, esos vuelos eran viajes rápidos que no duraban más de cuatro horas, tiempo que el corazón de un donante puede sobrevivir en el hielo. Ahora todo está cambiando, gracias a un dispositivo médico llamado OCS Heart, o "Heart in a Box", el cual permite a los cirujanos de trasplantes viajar a destinos lejanos para obtener órganos que salvan vidas, se asemeja a una unidad de cuidados intensivos en miniatura que mantiene el corazón vivo.

"Cedars-Sinai tiene el programa de trasplante de corazón para adultos más grande del mundo y se ocupa de algunos de los casos quirúrgicos más complejos", dijo
Emerson, director quirúrgico asociado de trasplante de corazón y soporte circulatorio mecánico y codirector quirúrgico de Cuidados Intensivos de Cirugía Cardíaca en Cedars-Sinai. "La tecnología Heart in a Box está ayudando a romper una barrera importante en temas de trasplante, ofreciendo en última instancia a muchos pacientes una segunda oportunidad de vida."

Joanna Chikwe, MD
Tenemos la esperanza de aumentar la tasa de trasplantes de un 20% a un 30% aproximadamente utilizando este tipo de dispositivos. Al hacerlo, nuestro instituto puede curar corazones de más pacientes que de otro modo no tendrían a dónde acudir.
Joanna Chikwe, MD

Cómo funciona

El OCS Heart es actualmente el único dispositivo de este tipo en revisión por la FDA (por sus siglas en inglés) la Administración de Alimentos y Medicamentos y se está utilizando como parte de un ensayo clínico en Cedars-Sinai. El Dr. Fardad Esmailian, director quirúrgico de trasplante de corazón y soporte circulatorio mecánico en Cedars-Sinai, afirma que el dispositivo ya obtuvo la aprobación en Europa y Australia y ha sido probado en los EE. UU. por más de cinco años.

"Cedars-Sinai ha sido uno de los hospitales más grandes para el ensayo clínico Proceed II del Organ Care System y permanece activo en la inscripción de pacientes en los ensayos clínicos EXPAND y DCD", reporta Esmailian, quien se ha desempeñado como investigador principal para todos los ensayos. "Estamos emocionados por seguir atestiguando el avance que este sistema ha brindado a nuestros pacientes".

Una vez que el corazón de un donante se extrae del cuerpo, en lugar de colocarlo en hielo en una hielera, el corazón se conecta a un dispositivo portátil que lo mantiene en un estado metabólicamente activo similar al humano, lo que permite a los cirujanos de trasplantes viajar distancias más largas para recuperar corazones de donantes.

"Nuestra esperanza es aumentar la tasa de trasplantes de un 20% a un 30% aproximadamente con este tipo de dispositivo", afirmó la Dra. Joanna Chikwe, Presidenta Distinguida de Cirugía Cardíaca del Irina y George Schaeffer en honor al Dr. Alfredo Trento, profesor y presidente del Departamento de Cirugía Cardíaca del Smidt Heart Institute. "Al hacerlo, nuestro instituto puede curar los corazones de más pacientes que de otra manera no tendrían a dónde acudir".

Un corazón y un pulmón viajan desde Hawái

Recientemente, Emerson y Catarino volaron a Hawai, un estado con disponibilidad limitada de trasplantes de corazón, para obtener un corazón y pulmones de un donante. El corazón pasó más de siete horas fuera del cuerpo humano siendo oxigenado y mantenido en un estado de latido con el dispositivo OCS Heart.

"Pasamos el largo vuelo a casa monitoreando y cuidando el corazón", dijo Catarino, reconocido líder en el campo del trasplante de corazón y pulmón y cirugía aórtica. "Todo el equipo estaba ansioso por aterrizar, sabiendo que esa misma noche se salvarían dos vidas".

Una vez que los cirujanos, el corazón y los pulmones llegaron a Cedars-Sinai, Emerson se dirigió directamente a la cirugía para realizar el trasplante de corazón. Su colega, el Dr. Dominick Megna, director quirúrgico del Programa de Trasplante de Pulmón, realizó el trasplante de pulmón.

Donald Stivers, de 74 años, quien había estado luchando contra la miocardiopatía isquémica, recibió el corazón como parte de un ensayo clínico en curso que evalúa el sistema como una forma de utilizar estos corazones que de otro modo no estarían disponibles.

Stivers optó por participar en el ensayo clínico OCS Heart debido a su edad y altura de 6 pies, 4 pulgadas, dos calificaciones que podrían dificultar enormemente la búsqueda de un donante compatible.

"Me dijeron que me quedaban de seis a 12 meses de vida si no había un corazón disponible", recordó Stivers.

Pero una noche a principios de marzo cuando él y su esposa recibieron la llamada, sus sentimientos de desesperación se convirtieron en esperanza, sabiendo que ahora podría compartir más momentos en las montañas y más tiempo con sus hijos, nietos y bisnietos.

"La esperanza sí existe", dijo Stivers. "Yo encontré la mía a través de este donante y el equipo de Cedars-Sinai".

Para Emerson y sus compañeros cirujanos de trasplantes, el viaje de Stivers hace que los vuelos largos, las cirugías nocturnas y los casos a menudo complejos valgan la pena.

"Nuestro trabajo es predeciblemente impredecible", dijo Emerson. "Al mismo tiempo, es extremadamente gratificante. Al final del día, las personas como Don están tan desesperadamente enfermas y sin embargo, puedes darles tiempo de alta calidad para que recuperen la memoria y disfruten de la vida.