Ovarian Cyst

¿Qué es un quiste ovárico?

Un quiste ovárico es un saco lleno de líquido que se forma sobre o dentro de un ovario. Los ovarios son un par de órganos pequeños de forma ovalada que se encuentran en la parte de abajo del abdomen de una mujer. Alrededor de una vez por mes, uno de los ovarios libera un óvulo. Los ovarios también producen las hormonas estrógeno y progesterona. Estas participan en el embarazo, el ciclo menstrual y el crecimiento de los senos.

Existen distintos tipos de quistes de ovario. Pueden presentarse por varias razones y es posible que necesiten de distintos tratamientos. Un quiste puede variar de tamaño entre media pulgada (1 cm) y cuatro pulgadas (10 cm) o más.

Los quistes ováricos son muy comunes en las mujeres de todas las edades. Las jóvenes también pueden tenerlos, pero son menos comunes en ellas.

¿Cuáles son las causas de un quiste ovárico?

Distintos tipos de quistes ováricos se deben a distintas causas. El tipo más común de quiste ovárico se conoce como quiste funcional. Este tipo de quistes de ovario solo aparecen en mujeres que no han pasado por la menopausia. Existen dos tipos de quistes funcionales. Uno es el quiste folicular. Este quiste se produce cuando un óvulo no se libera y continúa creciendo dentro del ovario. El otro tipo es el quiste del cuerpo lúteo. Este tipo de quiste se presenta cuando el saco que rodea el óvulo no se disuelve después de la liberación del óvulo.

Existen otros tipos y otras causas de quistes. Un endometrioma es un quiste lleno de sangre y tejido viejos del revestimiento del útero. Se los suele llamar quistes de chocolate debido a su color oscuro. Pueden aparecer en mujeres que tienen endometriosis. Un quiste dermoide se desarrolla a partir de células ováricas y óvulos. Pueden tener cabellos, piel o grasa en su interior. Estos quistes son muy comunes en las mujeres en edad de procrear.

Los quistes también pueden ser causados por:

  • Síndrome del ovario poliquístico (PCOS, por sus siglas en inglés), una afección causante de la aparición de quistes múltiples en los ovarios
  • Embarazo
  • Infección pélvica grave, como clamidiasis
  • Crecimientos no cancerosos
  • Cáncer (infrecuente)

¿Quiénes corren el riesgo de tener un quiste ovárico?

Ciertas cosas pueden aumentar su riesgo de tener un quiste ovárico. Si usted tiene endometriosis, una infección pélvica o síndrome del ovario poliquístico, corre un riesgo mayor. Estar embarazada aumenta su riesgo. Usar un medicamento que estimula la ovulación puede aumentar el riesgo de formación de quistes funcionales. Por ejemplo, el medicamento para la fertilidad llamado clomifeno.

¿Cuáles son los síntomas de un quiste ovárico?

Muchas mujeres no tienen ningún síntoma debido al quiste. En las mujeres que manifiestan síntomas, el más común es el dolor o la presión en la parte baja de su abdomen, del lado que está el quiste. Este dolor puede ser sordo o fuerte, y puede ir y venir. Un quiste que se abre (rompe) puede provocar dolor repentino y fuerte.

Otros síntomas de un quiste de ovario pueden incluir:

  • Dolor en la parte baja de la espalda (lumbar) o en los muslos
  • Dificultades para vaciar su vejiga completamente
  • Dolor durante las relaciones sexuales
  • Aumento de peso
  • Dolor durante su periodo
  • Senos sensibles
  • Sangrado vaginal anormal (infrecuente)

¿Cómo se diagnostica un quiste ovárico?

Su médico de atención primaria o un obstetra y ginecólogo (OB/GYN, por sus siglas en inglés) pueden diagnosticarle esta afección. Su médico le preguntará sobre su historia clínica y sus síntomas. También le harán un examen físico, que probablemente incluirá la zona pélvica. Durante el examen pélvico, es posible que su médico pueda sentir la hinchazón de su ovario. En las mujeres que no presentan síntomas, este suele ser el primer signo de un quiste.

Si su médico sospecha que usted tiene un quiste de ovario, es posible que necesite hacerse exámenes. Estos le pueden ayudar a su médico a determinar qué tipo de quiste es. Los exámenes también pueden ayudar a descartar otros problemas, como un embarazo ectópico. Estos pueden incluir:

  • Ultrasonido. Esta prueba emplea ondas de sonido para ver el tamaño, la forma y la ubicación del quiste. También puede mostrar si el crecimiento es sólido o está lleno de líquido.
  • Resonancia magnética (RM). Este estudio usa magnetos grandes y una computadora para crear una imagen detallada de la zona.
  • Prueba de embarazo. Se hace para ver si el quiste puede deberse a un embarazo.
  • Análisis de sangre. Estos comprueban si hay problemas hormonales o cáncer. También detectan si el quiste está sangrando.
  • Biopsia. Es un estudio para el que se extrae un trozo muy pequeño del ovario. Esa muestra se examina en un laboratorio para saber si tiene células cancerosas. Esto se puede hacer si un ultrasonido muestra un cierto tipo de crecimiento en el ovario.

¿Cómo se trata un quiste ovárico?

El tratamiento para un quiste de ovario dependerá del tipo, de su edad y de su salud general. La mayoría de las mujeres no necesitarán tratamiento. Puede que le digan que vigile sus síntomas a lo largo del tiempo. Un quiste ovárico generalmente desaparecerá sin tratamiento en algunas semanas o meses.

En algunos casos, es posible que necesite hacerse ultrasonidos de control. Estos procedimientos se realizan para verificar si su quiste desapareció o si no está creciendo. Puede que no necesite ningún otro tratamiento.

Si su ultrasonido o sus análisis de sangre muestran signos de cáncer, su médico puede aconsejarle realizar una cirugía. Se trata de una operación para quitar una parte o la totalidad de su ovario. Su médico también podría recomendarle una cirugía si:

  • Su quiste causa dolor o presión continuamente.
  • Su quiste parece estar creciendo.
  • Tiene un quiste muy grande.
  • Usted tiene endometriosis y desea que le quiten el quiste para facilitar la fertilidad.

¿Se puede prevenir un quiste de ovario?

Si usted tiene problemas hormonales, es posible que su médico le recomiende tomar píldoras anticonceptivas. Estas pueden ayudar a prevenir quistes de ovario. Tomar antibióticos para una infección pélvica también puede prevenir los quistes.

¿Cuáles son las complicaciones de un quiste ovárico?

A veces, un quiste ovárico puede abrirse (ruptura). Es posible que esto no cause ningún síntoma. O tal vez cause un dolor repentino y agudo en la parte baja del abdomen. La ruptura de un quiste puede causar mucha pérdida de sangre y líquido. Esta situación puede derivar en una baja de la presión arterial. En algunos casos, es posible que se necesite una cirugía.

Aunque es infrecuente, un quiste ovárico también puede causar el retorcimiento (torsión) de una trompa de Falopio. Esto puede bloquear el suministro normal de sangre al ovario, provocar dolor repentino y requerir una cirugía de emergencia.

Cómo manejar un quiste ovárico

Colabore con su proveedor de atención médica para encontrar un plan de tratamiento que tenga sentido para usted. Vaya a todas sus citas de control. Avise enseguida a su médico si tiene dolor abdominal repentino u otros síntomas graves. La causa puede ser la ruptura de un quiste de ovario.

Puntos clave sobre los quistes ováricos

Un quiste ovárico es un saco lleno de líquido que se forma sobre o dentro de uno de sus ovarios. Un quiste puede tener muchas causas. Estas incluyen dificultades para que el ovario libere un óvulo y una variedad de afecciones.

  • La mayoría de los quistes ováricos son los llamados funcionales. Están relacionados con la ovulación y generalmente desaparecen sin tratamiento.
  • El cáncer causa solo una cantidad pequeña de quistes ováricos.
  • El síndrome del ovario poliquístico, la endometriosis y la infección pélvica son algunas de las otras causas de aparición de quistes de ovario.
  • Un quiste puede causar síntomas, como dolor abdominal. O tal vez no provoque síntomas.
  • Es posible que necesite hacerse exámenes para ayudar a diagnosticar su quiste. Por ejemplo, un ultrasonido y análisis de sangre.
  • Es posible que no necesite tratamiento para el quiste. O quizás necesite una cirugía.
Want More Information?

Cedars-Sinai has a range of comprehensive treatment options.

Looking for a Physician?

Choose a doctor and schedule an appointment.

Need Help?

(1-800-233-2771)

Available 24 Hours A Day