Iritis

¿Qué es la iritis?

La iritis es la inflamación de su iris y de la cámara anterior de su ojo. Esta afección puede llevar a problemas serios. Puede causar una pérdida grave de la visión y hasta la ceguera.

El iris es la parte coloreada de su ojo que rodea su pupila. Controla el tamaño de su pupila. Al hacerlo, regula la cantidad de luz que entra en su ojo. La cámara anterior se encuentra frente a su iris. Es un espacio lleno de líquido que está ubicado en el frente de su ojo. Cuando una persona tiene iritis, toda esta zona puede estar inflamada.

La iritis es un tipo de uveítis, que es la inflamación de la úvea. La úvea es la parte del medio de su ojo. Incluye su iris, el cuerpo ciliar y el coroides.

La iritis puede ser más común de lo que la mayoría de las personas piensa. La uveítis es una de las causas principales de ceguera. Puede afectar a niños y adultos de todas las edades. Puede ser levemente más común en los adultos jóvenes y de edad mediana.

¿Cuáles son las causas de la iritis?

La iritis es consecuencia de muchas causas distintas como, por ejemplo:

  • Lesión
  • Infección (por bacterias, virus, parásitos u hongos)
  • Enfermedades inflamatorias autoinmunitarias (como espondilitis anquilosante, lupus, sarcoidosis o artritis idiopática juvenil)
  • Ciertas otras afecciones, como leucemia y síndrome de Kawasaki
  • Reacciones a medicamentos
  • Traumatismo ocular

 En muchos casos, la causa de la iritis se desconoce.

¿Cuáles son los factores de riesgo para la iritis?

Las variaciones genéticas pueden hacer más probable que usted contraiga iritis a raíz de ciertas causas.

Tener una afección que puede causar iritis también puede aumentar su riesgo. Ser mujer incrementa su riesgo de cierto tipos de enfermedades autoinmunitarias relacionadas con la iritis.

¿Cuáles son los síntomas de la iritis?

Pueden presentarse síntomas en uno o en los dos ojos y pueden variar de leves a graves. Estos síntomas de iritis pueden incluir:

  • Dolor de ojo
  • Sensibilidad a la luz
  • Visión disminuida
  • Ojo rojo
  • Dolor de cabeza
  • Pupilas de forma irregular
  • Pérdida de la visión (a veces es el primer síntoma)

Es posible que usted tenga solo un único episodio de iritis. Es más probable que usted luche con episodios repetidos de iritis si tiene una afección inflamatoria subyacente. Sus síntomas oculares pueden tender a ser también más graves.

¿Cómo se diagnostica la iritis?

Su proveedor de atención médica ocular diagnostica la iritis con la ayuda de una historia clínica y un examen físico, lo que incluye un examen ocular minucioso. Suele ser un oftalmólogo (médico especialista en ojos) el que hace el diagnóstico. Es posible que observe su ojo con un microscopio de lámpara de hendidura, que es un instrumento que agranda la vista de la superficie y el interior de su ojo. También es posible que su proveedor coloque una tintura (en forma de gotas para los ojos) sobre su ojo que permite un examen más de cerca de su córnea. Estas gotas revisten el frente de su ojo. Su proveedor de atención oftalmológica tratará de determinar si la iritis es consecuencia de una infección de su globo ocular o una infección de su córnea.

Su proveedor también puede intentar descubrir la causa de su iritis. Los síntomas adicionales pueden dar claves sobre la posible causa. Usted también podría necesitar exámenes adicionales para determinar la causa exacta. Por ejemplo, usted podría necesitar:

  • Análisis de sangre para saber si hay una infección
  • Análisis de sangre específicos para verificar si existen distintas enfermedades autoinmunitarias
  • Radiografía de pecho o tomografía computarizada (TC) de pecho para detectar sarcoidosis
  • Extracción de algo de líquido de su ojo para descubrir ciertas causas infrecuentes
  • Radiografía de su articulación sacroilíaca

¿Cómo se trata la iritis?

Su tratamiento dependerá de la causa y gravedad de su iritis. En condiciones ideales, el tratamiento debería comenzar lo antes posible para ayudar a prevenir el empeoramiento de la iritis y el daño potencial al tejido ocular. Los posibles tratamientos incluyen:

  • Antibióticos para tratar una infección bacteriana de su ojo
  • Medicamentos antivirales para tratar una infección viral de su ojo
  • Medicamentos esteroides para tratar la inflamación
  • Gotas para los ojos para dilatar su ojo (puede prevenir algunas complicaciones)
  • En casos infrecuentes, otros medicamentos inmunodepresores, como la ciclosporina o el etanercept

Su proveedor puede elegir darle algunos de estos medicamentos en forma de gotas para los ojos, por boca (orales), por vía intravenosa o por medio de una inyección alrededor de su ojo.

Usted podría necesitar una cirugía para tratar ciertas complicaciones derivadas de la iritis, como cataratas o glaucoma.

¿Cuáles son las complicaciones de la iritis?

Si recibe tratamiento rápidamente, generalmente su iritis desaparecerá sin causar ningún problema. Sin embargo, algunas personas sí experimentan complicaciones debidas a la iritis.

Las posibles complicaciones de la iritis incluyen:

  • Glaucoma (derivado del aumento de la presión dentro de su ojo)
  • Adhesión anormal del iris a otras estructuras del ojo (sinequias)
  • Cataratas
  • Inflamación del líquido que está en el medio de su ojo
  • Inflamación de su retina
  • Hinchazón de la parte de atrás de su ojo (edema macular)
  • Depósitos de calcio en su córnea (queratopatía en banda)
  • Daño al nervio óptico

Si son graves, estas complicaciones pueden causar pérdida parcial o total de la visión. Su proveedor tratará de prevenir estas complicaciones tratando su iritis rápidamente, lo que generalmente se hace administrando dosis frecuentes de medicamentos para bajar la inflamación.

Usted podría necesitar medicamentos para tratar complicaciones, como glaucoma. Si su caso es grave, usted podría necesitar cirugía para tratar una de estas complicaciones. Por ejemplo, usted podría necesitar cirugía para extraer una catarata o su córnea.

Sus riesgos de tener complicaciones pueden variar según su edad, sus otras afecciones y la causa de su iritis.

¿Se puede prevenir la iritis?

No hay mucho que pueda hacer para prevenir la iritis. Si usted tiene una afección autoinmunitaria, tomar sus medicamentos según las indicaciones puede ayudar a prevenir la iritis. Usted puede reducir sus probabilidades de complicaciones si visita a su proveedor de atención médica oftalmológica ante el primer signo de síntomas. Asegúrese ir a todas las citas de control para garantizar que su iritis responda al tratamiento.

Si usted tiene ciertas afecciones, puede necesitar exámenes oculares regulares para detectar los signos tempranos de la iritis. Por ejemplo, si usted tiene artritis idiopática juvenil, necesitará exámenes de detección regulares porque la pérdida de la visión suele ser el primer síntoma. Ir a todas sus citas de exámenes de detección puede ayudar a prevenir las complicaciones de la iritis.

¿Cuándo debo llamar a mi proveedor de atención médica?

Llame enseguida a su proveedor de atención médica si tiene cualquier síntoma de iritis, como dolor de ojo o disminución de la visión. Es posible que usted necesite visitar a un oftalmólogo ese mismo día. Además llame a su proveedor de atención médica si sus síntomas no mejoran.

Puntos clave

La iritis es la inflamación de su iris y de la cámara anterior de su ojo. A veces causa complicaciones serias y una pérdida importante de la visión.

  • Infección, traumatismo y enfermedades autoinmunitarias son las principales causas de la iritis.
  • La iritis puede causar síntomas como dolor ocular, sensibilidad a la luz, dolor de cabeza y disminución de la visión.
  • Su tratamiento dependerá de la causa de su iritis. Es posible que usted necesite medicamentos como antibióticos y esteroides.
  • Llame a su proveedor de atención oftalmológica ante el primer signo de síntomas de iritis o si sus síntomas no mejoran. Esto puede ayudar a reducir su probabilidad de tener complicaciones.

Videos

Computer Vision Syndrome
Computer Vision Syndrome
Want More Information?

Cedars-Sinai has a range of comprehensive treatment options.

Looking for a Physician?

Choose a doctor and schedule an appointment.

Need Help?

(1-800-233-2771)

Available 24 Hours A Day