Impacted Earwax

¿Qué es la retención de cerumen?

Cerumen es el término médico para cera de oído. La retención de cerumen es una acumulación de cera de oído. Esto puede causar síntomas, como pérdida de la audición. También puede impedir un examen adecuado de su oído.

El cerumen es una sustancia amarillenta cerosa que reviste el interior de su conducto auditivo. El conducto auditivo es el tubo que va de su oído externo hasta su tímpano. La cera ayuda a proteger su conducto auditivo del agua, las infecciones, las lesiones y los cuerpos extraños.

En su oído, existen glándulas especiales que producen secreciones que, combinadas con las células muertas de la piel, forman la cera del oído. Esta viaja con las células de crecimiento lento de su piel. Con el tiempo, la cera del oído se traslada desde el interior de su conducto auditivo hasta su entrada. El movimiento de la mandíbula también ayuda a que la cera del oído se mueva por el conducto.

Algunas cosas pueden causar problemas con este proceso normal. Cualquier tipo de bloqueo del conducto puede causar un problema. Algunas personas también pueden producir mucha cera. Esto provoca que se acumule en el conducto auditivo. Es posible que la cera de oído no bloquee totalmente este conducto. La mayoría de las personas simplemente tiene un poco de acumulación de cera en el oído, lo que no causa ningún tipo de problema.

Es muy común que quede cera de oído retenida. A medida que la persona envejece, la cera tiende a hacerse más dura y se mueve menos. Los adultos mayores tienen más probabilidades de tener problemas de acumulación de cera en el oído.

¿Cuáles son las causas de la retención de cerumen?

La acumulación de cera se presenta cuando su oído la produce con más rapidez de la que su cuerpo puede eliminarla. Esto puede pasar debido a una serie de afecciones como, por ejemplo:

  • Obstrucción ósea (osteoma o exostosis)
  • Enfermedad infecciosa (como otitis externa u “oído de nadador”)
  • Enfermedad dermatológica (como eccema)
  • Enfermedad autoinmunitaria (como lupus)
  • Conducto auditivo estrechado (de nacimiento, por inflamación crónica o lesión)
  • Producción excesiva de cera de oído debida a una lesión
  • Producción excesiva de cera de oído debida a retención de agua en el conducto

Algunas de estas afecciones provocan una obstrucción física. Otras causan producción excesiva de cera. En algunos casos, la causa del cerumen retenido se desconoce.

La introducción de objetos en su oído también puede llevar a la retención de cera, especialmente si se hace de manera repetida. Esto es más probable en niños y personas jóvenes que no tienen otros problemas en sus conductos auditivos. Por ejemplo, si usted usa hisopos de algodón para extraer la cera, es posible que la empuje más adentro de su conducto. Con el paso del tiempo, esto puede causar un bloqueo total. Los audífonos, los tapones para nadar y los moldes para nadar pueden provocar un efecto parecido si se los usa con frecuencia.

¿Quiénes corren el riesgo de retener cerumen?

Es posible que su riesgo sea mayor si tiene una afección que puede causar el aumento de la acumulación de cera, como eccema. Usted también puede tener un riesgo más alto si se coloca objetos dentro de su oído de manera repetida, como un audífono. Los adultos mayores y las personas que tienen problemas cognitivos también corren un riesgo mayor.

¿Cuáles son los síntomas de la retención de cerumen?

La cera de oído no suele causar ningún síntoma, a menos que la acumulación sea importante. A continuación, se enumeran los síntomas más comunes de la retención de cerumen:

  • Pérdida de audición
  • Dolor de oído
  • Sensación de llenura en el oído
  • Picazón en el oído
  • Mareo
  • Zumbidos en los oídos
  • Tos

Usted podría tener solo uno o dos de estos síntomas. Suelen aparecer de a poco.

Los síntomas de la retención de cera pueden parecerse a los de otras afecciones u otros problemas de salud. Consulte siempre a su proveedor de atención para obtener más información.

¿Cómo se diagnostica la retención de cerumen?

Su proveedor de atención médica puede diagnosticar la retención de cera haciendo una historia clínica y un examen físico. Esto podría incluir algunas pruebas simples de la audición. Su proveedor debería ver la cera con facilidad al observar su oído con un otoscopio.

Podría diagnosticarle retención de cerumen aun si usted no tiene ningún síntoma. Por ejemplo, usted podría necesitar un examen de oído por otra razón. Si usted tiene tanta cera que su proveedor no puede ver el interior de su conducto auditivo, podría diagnosticarle retención de cerumen.

¿Cómo se trata la retención de cerumen?

Su proveedor de atención médica determinará el tratamiento específico para la retención de cera según:

  • Su edad, su estado general de salud y su historia clínica
  • Qué tan avanzado está el problema
  • Su tolerancia a determinados medicamentos, procedimientos o terapias
  • Expectativas respecto de la evolución de la enfermedad
  • Su opinión o preferencia

Si tiene síntomas de cera impactada, su proveedor probablemente recomendará algún tipo de tratamiento. Si usted no tiene ningún síntoma, su proveedor probablemente le aconsejará que no se trate a menos que usted necesite un examen del oído por otras razones. Es frecuente que la cera de oído se vaya por sí sola con el tiempo. En raras ocasiones, la extracción de la cera puede causar complicaciones. Los médicos clínicos probablemente recomienden que se extraiga en las personas que no pueden manifestar sus síntomas, como los niños pequeños.

Las opciones de tratamiento incluyen:

  • Medicamentos tópicos que se administran con gotas en el conducto auditivo para ablandar la cera y desintegrarla gradualmente.
  • Irrigación del canal auditivo con agua en el consultorio de su médico clínico.
  • Extracción manual usando instrumentos especiales en el consultorio de su médico clínico.

Su clínico podría recomendar una de estas opciones, considerando en parte sus otras afecciones. Usted podría necesitar una combinación de estos métodos para una extracción óptima.

Los médicos clínicos no recomiendan usar métodos caseros para extraer la cera del oído, como velas o equipos de vacío para el oído. Se hicieron estudios que no demostraron que estos métodos sean efectivos.

¿Cuáles son las complicaciones de la retención de cerumen?

La retención de cera en sí misma no suele causar complicaciones. Sin embargo, ciertos tratamientos para extraerla, en raras ocasiones, causan las siguientes complicaciones:

  • Otitis externa (“oído de nadador”)
  • Dolor de oído
  • Pérdida transitoria de la audición
  • Mareo
  • Retención de agua en el conducto
  • Perforación del tímpano
  • Zumbidos en los oídos
  • Sangrado del oído

Las distintas técnicas de extracción implican riesgos diferentes de tener estas complicaciones. Su propio riesgo depende de sus otras afecciones. Por ejemplo, las personas que tienen diabetes pueden tener un riesgo mayor de presentar otitis externa. Consulte a su proveedor de atención médica sobre cuáles son los riesgos que más corresponden a su caso.

¿Se puede prevenir la retención de cerumen?

Es posible que usted no pueda prevenir que la cera quede retenida si usted tiene una afección que la provoca como, por ejemplo, eccema. Si no la tiene, usted podría prevenir la repetición de episodios. Usar un medicamento tópico una vez por semana puede ayudar. También es posible planear una rutina de limpieza del oído cada seis meses aproximadamente. Los médicos recomiendan evitar el uso de hisopos de algodón. Esto suele empujar la cera más hacia adentro de su conducto auditivo.

¿Cuándo debo llamar a mi proveedor de atención médica?

Llame a su proveedor de atención médica si tiene síntomas graves después de la extracción de cera de sus oídos, como sangrado de sus oídos o dolor fuerte de oídos.

Puntos clave

El cerumen, o cera de oído, es una sustancia normal que ayuda a proteger el interior de su conducto auditivo. Cuando se acumula en exceso, a veces causa síntomas. La acumulación de cera de oído es más común en los adultos mayores.

  • Ciertas afecciones aumentan la probabilidad de retener cera en el oído.
  • Este problema puede causar síntomas, como pérdida temporal de la audición.
  • Usted podría necesitar usar gotas especiales para ayudar a extraer la cera de su oído o podría necesitar hacerse un procedimiento en el consultorio del médico para quitarla.
  • Nunca trate de extraer usted mismo la cera de su oído manualmente.
  • Pregunte a su proveedor de atención médica si puede hacer algo para prevenir la retención de cera en el futuro.
Want More Information?

Cedars-Sinai has a range of comprehensive treatment options.

Looking for a Physician?

Choose a doctor and schedule an appointment.

Need Help?

(1-800-233-2771)

Available 24 Hours A Day