Candida Infection: Thrush

¿Qué son las aftas?

Las aftas son un tipo de infección micótica (causada por hongos) que se produce en la boca y la garganta. El término médico de esta afección es candidiasis bucofaríngea.

La boca y la garganta contienen normalmente millones de diminutos microorganismos. Entre esos microorganismos se encuentran las bacterias y levaduras. Muchos de ellos no causan ningún problema. De hecho, pueden ayudar a combatir las enfermedades.

Las levaduras son un tipo de hongo. Un tipo de levadura llamado cándida vive normalmente en la piel. También puede encontrarse en las membranas mucosas de la boca y la garganta. Generalmente, esta levadura se reproduce solo en pequeñas cantidades y no causa daño. No obstante, en ciertas circunstancias, la cándida puede multiplicarse sin control y causar aftas.

Las personas adultas sanas no suelen tener aftas. Es una afección más frecuente en personas que tienen su sistema inmunitario deteriorado. También es más probable que se vean afectadas las personas que toman ciertos tipos de medicamentos. Las aftas generalmente no son contagiosas.

Hay dos clases principales de aftas. La forma "pseudomembranosa", que es la más frecuente, aparece como parches blancos en la boca, la lengua o la parte de atrás de la garganta. La forma "atrófica", que es la menos común", suele encontrarse en adultos mayores. Generalmente, aparece como parches rojos debajo de las prótesis dentales superiores.

Las aftas están relacionadas con otras clases de infecciones por cándida. Por ejemplo, las personas que tienen aftas a menudo tienen también una infección por cándida en el esófago. El término "aftas" se refiere a la infección local solo de la boca y la garganta. Pero una infección por cándida puede aparecer en todo el cuerpo.

¿Cuáles son las causas de las aftas?

Las aftas aparecen cuando la cándida se multiplica dentro de la boca y la garganta. Debido a su gran cantidad, desplaza a otros microorganismos. Las circunstancias que provocan un desequilibrio en la cantidad de microorganismos pueden desencadenar las aftas. Un ejemplo de esto es cuando se toman antibióticos. Los fármacos pueden eliminar algunas de las bacterias que normalmente están presentes en la boca, pero la cándida no se ve afectada por los antibióticos y, por eso, puede multiplicarse libremente. Es por esta razón que las personas que toman antibióticos tienen mayor riesgo de tener aftas.

Otros factores que pueden alterar el equilibrio normal de microorganismos y aumentar el riesgo de tener aftas son los siguientes:

  • Prótesis dentales
  • Quimioterapia
  • Radioterapia
  • Diabetes
  • Trasplante de órganos
  • Uso de corticoesteroides
  • Deficiencia inmunitaria, por ejemplo, debido a SIDA

Varios tipos de cándida pueden causar una infección, pero el más común es Candida albicans.

¿Cuáles son los factores de riesgo para las aftas?

Usted puede correr un mayor riesgo de tener aftas si está expuesto a cualquiera de los factores mencionados anteriormente que alteran el equilibrio de microorganismos. Los adultos mayores y los bebés también corren mayor riesgo.

¿Cuáles son los síntomas de las aftas?

Si tiene aftas, es posible que tenga los siguientes síntomas:

  • Sensación algodonosa en la boca
  • Pérdida del gusto
  • Dolor al comer o tragar
  • Parches blancos o rojos dentro de la boca o en la parte de atrás de la garganta

Algunas personas con aftas no tienen ningún síntoma.

¿Cómo se diagnostican las aftas?

Su proveedor de atención médica probablemente le pregunte sobre sus antecedentes médicos. Le preguntará acerca de sus síntomas y le pedirá información sobre su salud en el pasado. También examinará minuciosamente su boca y garganta. Si hay parches blancos o rojos, raspará la zona afectada con una paleta bajalengua. Generalmente, el diagnóstico de aftas se puede confirmar con un análisis de laboratorio sencillo de esa muestra.

Si usted no tiene una afección conocida que le ponga en riesgo de tener aftas, posiblemente necesite algunas pruebas de control. Por ejemplo, tal vez deba hacerse una prueba de VIH.

La candidiasis esofágica suele presentarse junto con las aftas (en especial, en las personas que tienen VIH). Si usted tiene aftas, su proveedor de atención médica también puede revisar si tiene esta afección. Es posible que necesite una endoscopia del tracto digestivo superior. Es un procedimiento que le permite a su proveedor de atención médica ver su esófago, durante el cual también puede tomar una muestra de tejido.

¿Cómo se tratan las aftas?

Su proveedor de atención médica analizará cuál es el mejor tratamiento para usted según:

  • Su edad
  • Su estado general de salud y su historia clínica
  • El grado de su afección
  • Qué tan bien usted admite ciertos medicamentos, procedimientos o tratamientos
  • Cuánto se espera que dure su afección
  • Su opinión o preferencias

Es importante tratar las aftas de forma temprana, ya que pueden transformarse en una forma más grave de infección generalizada.

Las aftas se tratan generalmente con medicamentos antimicóticos (contra los hongos). Estos fármacos se aplican directamente en la boca y la garganta. Pueden incluir un medicamento para "enjuagar la boca y tragar" o pastillas antimicóticas. El objetivo de estos fármacos es detener la multiplicación de la cándida.

Si las aftas no responden a este tratamiento, es posible que necesite unos comprimidos antimicóticos. Este medicamento elimina la cándida de todo el cuerpo. La duración y el tipo de tratamiento que recibirá dependerá de varios factores, tales como la gravedad de su infección y si tiene otros problemas de salud. En ciertos casos, es posible que deba recibir medicamentos por vía intravenosa (IV).

Algunas personas también pueden necesitar tratamiento preventivo continuo con medicamentos antimicóticos por boca. Usted podría necesitarlos si tiene un alto riesgo permanente de tener aftas.

En general, su proveedor de atención médica puede ocuparse del diagnóstico y el tratamiento de las aftas. Pero es posible que deba consultar a un especialista en enfermedades infecciosas.

¿Cuáles son las complicaciones de las aftas?

Si no se trata, la infección por cándida puede extenderse por todo el cuerpo. Puede incluso entrar en su torrente sanguíneo. En tal caso, puede causar problemas graves, como fallas en los órganos e incluso la muerte. Las infecciones del torrente sanguíneo profundo requieren generalmente un tratamiento para todo el organismo. Es posible que deba recibir dosis altas de un medicamento antimicótico administrado por vía IV.

La infección sistémica (de todo el cuerpo) es mucho más probable en las personas que están muy enfermas. También es mucho más frecuente en las personas que tienen muy afectado su sistema inmunitario. Existen factores de riesgo adicionales para la infección sistémica en personas muy enfermas, que incluyen:

  • Catéteres venosos centrales
  • Nutrición por vía IV
  • Antibióticos de amplio espectro
  • Insuficiencia renal
  • Cirugía reciente

¿Qué puedo hacer para prevenir las aftas?

Usted puede ayudar a prevenir algunos casos de aftas. Esto es de especial importancia si tiene un problema de salud que aumente su riesgo.

  • Practique una buena higiene bucal. Intente usar un enjuague bucal con clorhexidina.
  • Limpie sus prótesis dentales regularmente según las instrucciones recibidas. Asegúrese de que le calcen correctamente.
  • Después de usar un inhalador de corticoesteroides, enjuáguese la boca con agua o enjuague bucal.
  • Evite los antibióticos de amplio espectro. Úselos solamente si en verdad los necesita.
  • Realice un tratamiento adecuado para los problemas de salud que aumentan su riesgo de tener aftas, como la diabetes.

¿Cuándo debería llamar al médico?

Si tiene una afección que aumenta su riesgo de tener aftas, llame a su proveedor de atención médica cuando detecte el primer síntoma.

Puntos clave

  • Las aftas son una infección micótica que se forma en la boca y garganta. Se deben a una multiplicación excesiva de la levadura cándida.
  • Los antibióticos y los problemas del sistema inmunitario pueden aumentar el riesgo de tener aftas. Es una infección poco frecuente en personas que no tienen otras afecciones.
  • Las aftas pueden causar una sensación algodonosa en la boca o una pérdida del gusto.
  • Generalmente, las aftas se tratan con medicamentos antimicóticos.
  • En ocasiones, las aftas pueden transformarse en una infección más grave, especialmente en personas que están muy enfermas. El tratamiento temprano de las aftas puede ayudar a prevenir que la infección se extienda por el cuerpo.
  • Practicar una buena higiene bucal puede evitar algunos casos de aftas.
Want More Information?

Cedars-Sinai has a range of comprehensive treatment options.

Looking for a Physician?

Choose a doctor and schedule an appointment.

Need Help?

(1-800-233-2771)

Available 24 Hours A Day