Brown Syndrome

¿Qué es el síndrome de Brown?

El síndrome de Brown es un problema mecánico que involucra el tendón que se conecta a la parte externa del globo ocular. Este tendón es el del músculo oblicuo superior. Cuando está presente el síndrome de Brown, el tendón no puede moverse libremente, lo cual limita los movimientos normales del ojo.

El tendón del músculo oblicuo superior se conecta a un pequeño músculo ocular que es responsable de mover el ojo hacia la línea central, de moverlo para que mire hacia abajo y de rotarlo. El tendón del músculo oblicuo superior se mueve a través de un anillo de tejido que lo rodea. Esto se llama vaina del tendón.

Varias cosas pueden limitar el movimiento normal del tendón del músculo a través de la vaina del tendón. Cuando ese movimiento está limitado, se produce el síndrome de Brown.

El síndrome de Brown es un trastorno ocular poco frecuente. Generalmente, está presente desde el nacimiento (es una afección cóngénita). Otras veces, el síndrome de Brown puede adquirirse en un momento posterior de la vida. El síndrome de Brown adquirido puede estar relacionado con otro problema de salud. Afecta a las mujeres con un poco más de frecuencia que a los hombres.

¿Cuáles son las causas del síndrome de Brown?

Las anomalías del tendón del músculo oblicuo superior o su vaina pueden causar síntomas del síndrome de Brown. El tendón del músculo o su vaina pueden ser anormalmente cortos o gruesos desde el nacimiento. En algunos casos, el síndrome de Brown puede deberse parcialmente a anomalías en la información genética transmitida de padres a hijos. Los investigadores aún no saben bien qué genes podrían estar involucrados. La mayoría de los niños nacidos con el síndrome de Brown no tienen antecedentes familiares de la enfermedad.

El síndrome de Brown también puede ser causado por otras afecciones en otro momento de la vida, aunque se trata de una complicación muy poco frecuente. Una afección puede acortar, engrosar, inflamar o cicatrizar anormalmente el tendón del músculo oblicuo superior o su vaina. Entre las afecciones que se sabe que pueden causar el síndrome de Brown se incluyen las siguientes:

  • Lesión
  • Enfermedad inflamatoria (como lupus o artritis reumatoide)
  • Complicación de una cirugía ocular
  • Escleritis (inflamación de la parte blanca del ojo)
  • Infección de los senos paranasales

En ocasiones, el síndrome de Brown se puede adquirir por causas desconocidas.

¿Quiénes corren el riesgo de tener el síndrome de Brown?

Al menos ciertos casos del síndrome de Brown son hereditarios (se pasan de padres a hijos). Una persona puede correr un mayor riesgo de tener el síndrome de Brown si un miembro de su familia lo tiene. También puede correr mayor riesgo si tiene alguna afección que pueda causarlo, por ejemplo, lupus. El tratamiento temprano de la afección de salud puede ayudar a reducir el riesgo de tener el síndrome de Brown.

¿Cuáles son los síntomas del síndrome de Brown?

En la mayoría de los casos, el síndrome de Brown afecta un solo ojo. No obstante, en algunas personas, afecta ambos ojos. La gravedad de los síntomas puede variar.

El síndrome de Brown limita los movimientos normales del ojo. Por ejemplo:

  • Si el síndrome de Brown afecta el ojo derecho de su hijo, es posible que no pueda mirar hacia arriba con el ojo derecho cuando sus ojos ven hacia la izquierda. Posiblemente, su hijo sienta molestia cuando intente hacer este movimiento con los ojos.
  • Si el síndrome de Brown afecta el ojo izquierdo de su hijo, es posible que no pueda mirar hacia arriba con el ojo izquierdo cuando sus ojos ven hacia la derecha. Es posible que los ojos se vean normales al mirar hacia la línea del centro o en línea recta hacia adelante. El ojo afectado podría estar apenas más bajo que el otro ojo.

Otros síntomas del síndrome de Brown pueden ser los siguientes:

  • Visión doble
  • Falta de alineación de los ojos entre sí (estrabismo)
  • Párpado caído (ptosis)
  • El mentón hacia arriba y la cabeza en posición ladeada (ayuda a las personas afectadas a enfocar la vista usando ambos ojos)
Si estos problemas están presentes desde el nacimiento, suelen ser constantes, aunque pueden mejorar gradualmente. Si el síndrome de Brown se adquiere en el transcurso de la vida, los síntomas podrían ser solo temporarios.

¿Cómo se diagnostica el síndrome de Brown?

El diagnóstico comienza con una historia clínica y un examen físico. Eso incluye un examen completo de los ojos. Los profesionales médicos pueden tener dificultad para diagnosticar el síndrome de Brown en niños pequeños porque no saben responder a las instrucciones del examen habitual de los ojos. Es posible que sea necesaria la ayuda de un oculista con experiencia para realizar el diagnóstico.

Además de realizar un examen estándar de los ojos, el oculista (u oftalmólogo) podría solicitar pruebas de diagnóstico por imágenes para obtener más información sobre el tendón del músculo oblicuo superior.

¿Cómo se trata el síndrome de Brown?

El proveedor de atención médica de su hijo analizará cuál es el mejor tratamiento para su hijo según:

  • La edad de su hijo
  • Su estado general de salud y su historia clínica
  • La gravedad de su afección
  • Qué tan bien su hijo admite ciertos medicamentos, procedimientos o tratamientos
  • Cuánto se espera que dure su afección
  • Su opinión o preferencias

El tratamiento del síndrome de Brown puede variar según la gravedad de los síntomas y su causa.

Si a su hijo el síndrome de Brown le causa solo síntomas leves, es posible que no necesite ningún tratamiento de inmediato. La alineación de los ojos puede mejorar con la edad.

En los casos más graves del síndrome de Brown, puede ser necesaria una cirugía. Su hijo puede tener más probabilidades de necesitar cirugía si sus ojos no están alineados cuando mira directo hacia adelante. Su hijo también puede tener más probabilidades de necesitar cirugía si tiene visión doble o si la posición de la cabeza es muy anormal. Durante la cirugía, el cirujano posiblemente corte el tendón del músculo oblicuo superior y use un dispositivo para alargarlo. Esto puede permitir que el tendón del músculo se mueva normalmente. La cirugía suele tener resultados exitosos, pero algunos niños necesitan que se repita la cirugía.

El síndrome de Brown debido a otras afecciones es más probable que desaparezca sin necesidad de cirugía. El tratamiento de la afección subyacente puede ayudar a manejar los síntomas. Por ejemplo, una persona con síndrome de Brown debido a lupus puede beneficiarse del tratamiento con corticoesteroides.

¿Cuándo debo llamar a mi proveedor de atención médica?

Si su hijo tiene el síndrome de Brown, vigile atentamente sus síntomas. Su hijo necesitará un seguimiento minucioso. Si los síntomas empeoran, haga planes para visitar rápidamente a su proveedor de atención médica. Su hijo podría necesitar una cirugía.

Puntos clave sobre el síndrome de Brown

El síndrome de Brown es un problema mecánico poco frecuente relacionado con el tendón del músculo oblicuo superior que se conecta a la parte externa del globo ocular. Cuando está presente el síndrome de Brown, el tendón no puede moverse libremente, lo cual limita los movimientos normales del ojo.

  • En la mayoría de los casos, el síndrome de Brown está presente desde el nacimiento.
  • Con menor frecuencia, el síndrome de Brown es resultado de otras afecciones, como una lesión, inflamación o infección.
  • Si su hijo tiene el síndrome de Brown, es posible que tenga dificultad para mirar hacia el lado opuesto, y hacia arriba, con el ojo afectado.
  • Si su hijo tiene el síndrome de Brown, su proveedor de atención médica podrá recomendar esperar hasta ver si desaparece. Algunos niños necesitan cirugía para corregir el síndrome de Brown.
  • Si el síndrome de Brown se adquiere en el transcurso de la vida, probablemente no se necesite cirugía.
Want More Information?

Cedars-Sinai has a range of comprehensive treatment options.

Looking for a Physician?

Choose a doctor and schedule an appointment.

Need Help?

(1-800-233-2771)

Available 24 Hours A Day