Achalasia in Children

¿Qué es la acalasia en los niños?

La acalasia es una enfermedad rara que hace que resulte difícil tragar los alimentos y los líquidos. Con la acalasia, hay un problema en el tubo que lleva la comida desde la boca al estómago (el esófago). Los músculos que hacen que el esófago se contraiga e impulse los alimentos hacia el estómago no funcionan bien. Las contracciones de esos músculos se debilitan.

El esfínter esofágico inferior (EEI) tampoco funciona bien. El EEI es el músculo que se encuentra en la parte inferior del esófago, donde se une con el estómago. Cuando hay acalasia, el EEI se estrecha y se tensa. Los alimentos no pasan hacia el estómago como deberían. Con el tiempo, los alimentos y los líquidos pueden acumularse en el esófago. Este trastorno sucede con más frecuencia en los adultos. Es poco frecuente en los niños.

La acalasia afecta tanto a hombres como mujeres por igual. En algunos casos, puede haber antecedentes familiares de acalasia.

¿Cuáles son las causas de la acalasia?

La acalasia se produce por problemas con las células nerviosas en los músculos del esófago. Los expertos no saben con certeza a qué se deben estas anomalías. En los niños, la acalasia suele relacionarse con otras afecciones. Por ejemplo, una deficiencia de glucocorticoide suprarrenal, el síndrome de Allgrove y el síndrome de Down.

¿Cuáles son los síntomas de la acalasia en los niños?

Los síntomas suelen comenzar lentamente y empeorar con el tiempo. Pueden parecerse a los síntomas de otros trastornos. Asegúrese de que su hijo consulte a su proveedor de atención médica para tener un diagnóstico. A continuación, se enumeran los síntomas más comunes de la acalasia:

  • Vomitar alimentos no digeridos
  • Tener problemas para tragar
  • Bajar de peso
  • No aumentar de peso
  • Dolor o sensación de ardor en el pecho
  • Toser mucho después de comer
  • Mal aliento

¿Cómo se diagnostica la acalasia en los niños?

El proveedor de atención médica de su hijo puede sospechar de acalasia si los síntomas han durado algunos meses y están empeorando. Para hacer un diagnóstico, el proveedor observará el esófago del niño y le hará una pruebas especiales. Estas pruebas producen imágenes y miden las presiones dentro del esófago mientras el niño traga. Tales pruebas incluyen:

  • Radiografía. Una radiografía del pecho puede mostrar si el esófago está ensanchado y tiene líquido.
  • Endoscopia. Le introducirán un telescopio flexible (endoscopio) dentro del esófago.
  • Esofagograma. Le tomarán imágenes mientras el niño traga un líquido espeso que se verá en las radiografías.
  • Manometría. Le medirán las presiones dentro del esófago mientras el niño traga sorbos de agua.

¿Cómo se trata la acalasia en los niños?

La acalasia suele empeorar si no se trata. Los medicamentos no son muy eficaces. Por lo general, se recomienda una cirugía. Los tipos de cirugía incluyen:

  • Dilatación con balón. Se pasa un tipo de balón especial a través de un endoscopio hasta llegar al esófago. Se infla el balón, lo que estira los músculos del EEI, que están tensos. Esto se hace en el punto en que el esófago se estrecha y se encuentra con el estómago. Esta cirugía funciona mejor en los adultos que en los niños. Con frecuencia, no otorga alivio a largo plazo.
  • Esofagomiotomía. Esta cirugía es el mejor tratamiento para los niños. Puede hacerse con un laparoscopio (miotomía laparoscópica de Heller). O puede hacerse en forma de cirugía abierta (tradicional). El cirujano corta los músculos del EEI en la zona tensa al final del esófago. Eso permite que los alimentos pasen al estómago. En la mayoría de los casos, esto alivia los síntomas. Es un procedimiento seguro con resultados duraderos para los niños.
  • Fundoplicatura. Es cirugía suele hacerse junto con una esofagomiotomía. Es una cirugía antirreflujo. Una parte de la sección superior del estómago se envuelve alrededor de la sección inferior del esófago. Esto evita que el reflujo ácido del estómago suba hacia el esófago después de que se ha cortado el EEI.

¿Cuáles son las complicaciones de la acalasia en los niños?

La acalasia no mejorará sin tratamiento. Si se deja sin tratar, la pérdida de peso continuará. También puede haber aspiración de alimentos y agua en los pulmones. Eso puede causar neumonía y otros problemas respiratorios. Los adultos con acalasia corren mayor riesgo de tener cáncer de esófago. No se han informado casos así en los niños.

¿Cuándo debo llamar al proveedor de atención médica de mi hijo?

Llame al proveedor de su hijo si el niño tiene dificultades para tragar o muestra otros síntomas de acalasia. También es importante que lo llame si su hijo ha tenido síntomas por algunos meses y están empeorando. La acalasia es poco frecuente en los niños. Pero una vez hecho el diagnóstico, la cirugía suele ayudar.

Puntos clave sobre la acalasia en los niños

  • La acalasia es una enfermedad rara que hace que resulte difícil tragar los alimentos y los líquidos.
  • Este trastorno sucede con más frecuencia en los adultos. Es poco frecuente en los niños.
  • Los músculos del esófago se debilitan y no funcionan bien.
  • Los alimentos y los líquidos no pasan al estómago. Pueden acumularse en el esófago.
  • Los síntomas incluyen vomitar después de comer y bajar de peso.
  • Una vez hecho el diagnóstico, la cirugía suele ser muy efectiva.
Want More Information?

Cedars-Sinai has a range of comprehensive treatment options.

Looking for a Physician?

Choose a doctor and schedule an appointment.

Need Help?

(1-800-233-2771)

Available 24 Hours A Day